Jabón artesanal de naranja.

Receta jabón artesanal de naranja. Elaborado con sosa caustica, proceso en frío. 

Si te gustan los olores cítricos, ¡este jabón te va a encantar!. Son las fragancias más refrescantes y ligeras de todas. Se dice que estos aromas energizantes ayudan a levantar el ánimo.

Y además de su delicioso aroma, la naranja tiene numerosas propiedades para nuestra piel. 



Propiedades del jabón de naranja
  1.  Rica fuente de vitamina C, gran antioxidante. Combate el envejecimiento de la piel y previene la aparición de arrugas. 

  2. Ayuda a eliminar las manchas y a unificar el tono de la piel.

  3. Efecto exfoliante, elimina las células muertas.

  4. Propiedades astringentes, antisépticas y calmantes. Trata el acné y elimina los puntos negros.

  5. Hidrata la piel gracias a los aceites naturales presentes en las naranjas 


INGREDIENTES
   338 gr. oleato de cáscara de naranja en aceite de oliva
   203 gr.  aceite de coco
   135 gr.  aceite de soja
   229 gr.  zumo de naranja (congelado)
   94 gr.  sosa caustica (hidróxido de sodio)
   54 gr. extracto de naranja
   0,7 gr. tintura de benjuí
    15 gr. aceite esencial de naranja
     5 gr. aceite esencial de menta
  Cáscara de naranja en polvo
  Zanahoria deshidratada en polvo

Para intensificar el color naranja del jabón he utilizado un colorante vegetal, zanahoria en polvo. Se realiza con el mismo proceso que la cáscara de naranja en polvo.  Puedes ver cómo hacer colorantes vegetales en el siguiente enlace. Son muy fáciles de hacer.
Cómo hacer colorantes naturales - vegetales, en polvo

Como aceite principal he preparado un aceite de naranja con base de aceite de oliva. Los oleatos de plantas también son muy sencillos de preparar. Si aún no sabes elaborarlos, puedes ver como se hace el aceite de naranja y otros vegetales pinchando en el siguiente enlace.🔻 



Y como decoración he incluido unas rodajas de naranja deshidratada sobre el jabón.



Está elaborado mediante el proceso en frío. Puedes consultar el paso a paso para realizarlo pinchando en el enlace 🔻



O si lo prefieres, ver como he elaborado el jabón artesanal de naranja en el siguiente vídeo


  (\ /)
( ^.^ )
(") (") ... Ciao.

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+

Body milk (crema corporal) hidratante y tonificante

Receta para elaborar "body milk" hidratante, reafirmante y tonificante con aceite de macadamia y pepita de uva

Para el cuidado corporal podemos encontrar varios formatos, aceites, cremas corporales (las llamadas body milk) o mantecas corporales. Todos para una misma función, pero con diferentes características.

La opción de formato a elegir dependerá en gran medida de las circunstancias en las que vayamos a aplicar nuestro tratamiento corporal.

Una de las principales características de los body milk, es que se trata de una textura fluida y de fácil absorción, gracias al alto porcentaje acuoso que contienen. Lo que les hace ideales para después de la ducha, cuando normalmente, necesitamos vestirnos en el menor tiempo posible.


Las mantecas corporales tienen una textura más untuosa debido a el mayor porcentaje graso, aceites, manteca y ceras, en su formulación. Son más nutritivas, pero su tiempo de aplicación y absorción es más lento. Lo que las hace más recomendables para la noche, antes de acostarnos o cuando dispongamos de tiempo de "relax".

Ya vimos en el blog recetas para preparar aceite corporal y manteca corporal. Esta vez compartimos la fórmula de un body milk  que nos ayudará a mantener la piel hidratada fácilmente, podemos usarla a diario, se extiende y absorbe con facilidad.

Se trata de una crema hidratante, reafirmante y tonificante, sin perder fluidez en su textura, gracias a sus ingredientes

Contiene, entre otros, aceite de macadamia, un aceite especialmente indicado para el cuidado de las pieles flácidas, aportando turgencia y elasticidad, pero a la vez ligero y no comedogénico.


Ingredientes

FASE ACUOSA

60 gr. agua destilada

60 gr. agua de rosas


18 gr. gel de almidón de patata


4 gr. glicerina o extracto glicerinado
FASE OLEOSA

20 gr. aceite de macadamia

20 gr. oleato café en aceite de pepita de uva


10 gr. cera lanette






OTROS

1,5 gr. conservante (45 gotas cosgard)

20 gotas aaee palmarrosa


20 gotas 
aaee cedro

20 gotas aaee canela



Algunos apuntes sobre los ingredientes...

La glicerina vegetal aporta hidratación, es capaz de retener el agua en las células y por ello favorece la hidratación de la piel durante más tiempo. Puedes mejorar aún más sus propiedades utilizando un extracto glicerinado, donde las propiedades de una planta se han extraído al macerarla en glicerina.

Para este body milk, utilizamos un extracto de salvia que hemos elaborado nosotros mismos.  Son realmente fáciles de preparar, puedes comprobarlo en el siguiente enlace:


También puedes enriquecer los aceites a través de la maceración de plantas. Para nuestra leche hidratante hemos preparado un oleato de café en aceite de pepita de uva. La cafeína es un excelente anticelulítico. Pincha en el siguiente enlace para ver cómo se realizan


Con almidones y féculas como el de maíz, arroz, patata, tapioca podemos hacer geles que nos sirven para espesar, texturizar y emulsionar las cremas. Además de aportar maravillosas propiedades para la piel. Matifican la piel y aportan un tacto sedoso.

En esta ocasión hemos empleado gel de almidón de patata, todos se realizan igual. Son muy sencillos de elaborar a partir de los almidones. Puedes ver el proceso en este vídeo 





¿Cómo se hace?

El proceso de elaboración es el mismo en todas las cremas, solo varían los ingredientes. Puedes ver cómo se elaboran las cremas pinchando en el enlace



O ver cómo hemos elaborado el body milk de macadamia y pepita de uva en este vídeo

🔻


Consulta las propiedades de los ingredientes ⤵



Puedes encontrar y descargar la etiqueta que hemos diseñado para el body milk, junto a otras de otros cosméticos del blog  AQUÍ

 (\(\
 ( ':')
( (")(") ✿❀❁ Ciao 


Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Champú en seco (en polvo) casero

Receta para elaborar champú en seco casero. Champú en polvo

El champú en seco es un cosmético muy práctico que te sacará de un apuro en más de una ocasión. Es recomendable disponer siempre de uno en nuestro neceser, como solución de emergencia para cuando no podemos lavarnos el cabello.

No son un sustituto de la higiene habitual con agua de nuestro cabello, pero son muy útiles para:

  • Prolongar el tiempo entre lavado y lavado y así evitar limpieza en exceso sobre el cabello
  • Mejorar el aspecto del cabello cuando no tenemos tiempo de lavarlo
  • Absorber el exceso de grasa, si llevas flequillo es ideal para mantenerlo a raya.
  • Aportar volumen y cuerpo al cabello  

Este tipo de champús están muy de moda últimamente y podemos encontrar infinidad de marcas en el mercado. Pero en realidad no se ha inventado nada nuevo. Nuestras abuelas ya usaban polvos de talco para absorber la grasa del cabello. Y es que no son más que eso, polvo absorbente, muy fácil de preparar en casa. 

Para que nuestra receta sea lo más natural, sana y beneficiosa para el cabello, vamos a sustituir el tradicional polvo de talco por almidones, que hacen la misma función absorbente y no apelmazan el cabello como el talco. También te indicaremos como perfumarlo y cómo darle color.


Receta y elaboración

La base de nuestra receta es el almidón, podemos usar un solo tipo o mezclar distintos almidones. Como almidón principal podemos usar almidón de maíz, que es el más común (la Maicena de toda la vida) y mezclar con otro tipo de almidón como almidón de patata, arroz, tapioca.

La receta de champú seco en polvo quedaría así:

2 cdas. de almidón de maíz
2 cdas. de otro almidón (patata, arroz, tapioca...)
1 cda. de bicarbonato sódico (aportará limpieza al cabello)

Si tienes el pelo muy graso, el almidón de arroz es de los más absorbentes. Puedes probar distintos almidones y elegir el que más te guste y ofrezca los mejores resultados para tu tipo de cabello.

Para elaborar tu champú seco tan solo tienes que incorporar en un bol todos los ingredientes y mezclar bien.



¿Quieres un champú perfumado?

Si además quieres perfumar tu cabello cuando uses el champú, solo tienes que añadir unas gotas de aceite esencial.

Elige el aroma que más te guste. Puedes usar un aceite cítrico como limón, bergamota... un aroma floral, lavanda, rosas. O si prefieres un olor más cálido, especiado o amaderado, puedes añadir aceite esencial de canela, ciprés...

Añade 5 gotas a la mezcla de tu aroma favorito, remueve y mezcla bien.




Aplicación

Para usar tu champú en seco solo tienes que tomar una pequeña cantidad de polvo y esparcirlo por tu cabello.

Aplica sobre todo en la parte de la raíz, que es donde se acumula la grasa, y masajea con los dedos para facilitar la absorción. Si solo quieres eliminar la grasa de la raíz o el flequillo, será suficiente, si quieres mejorar el aspecto de todo tu cabello, echa otra pequeña cantidad de polvo en la palma de las manos y ve esparciendo de medios a puntas.

Espera unos minutos para que el polvo absorba la grasa y después cepilla el cabello para retirar el exceso te polvo.

¡Truco!

Otra práctica forma de utilizar el champú en seco y evitar el exceso de polvo en el cabello, es utilizarlo por la noche.

Si ya sebes que al día siguiente no vas a lavar tu cabello y quieres que tenga el mejor aspecto posible, aplica champú en polvo en el cabello antes de acostarse, puedes aplicar más cantidad de la habitual.

El polvo absorberá la grasa durante la noche y al día siguiente lucirás un cabello más limpio, evitando el exceso de polvo y no tendrás que lidiar para eliminar el aspecto blanquecino, ya que el polvo habrá desaparecido durante la noche.


Si almacenas tu champú en un frasco para especias, saleros o pimenteros, te resultará más fácil su dosificación.



Cómo dar color al champú...


También puedes colorear el polvo para evitar el tono blanquecino del champú en el cabello.


Para ello solo tienes que agregar un poco de colorante en polvo. Puedes utilizar colorantes vegetales, que seguro que ya tienes en tu cocina.

Agrega un poco del colorante en polvo al champú y mezcla bien. Si quieres un tono más intenso, ve agregando más colorante, poco a poco, hasta conseguir el tono deseado.


Para conseguir los distintos tonos puedes usar:

Castaño: cacao en polvo, canela

Rubio: cúrcuma

Pelirrojo: pimentón


Incluso puedes fabricar tus propios colorantes vegetales con plantas molidas, en este post anterior te explicamos como hacerlo.

Cómo hacer colorantes naturales - vegetales, en polvo

También puedes ver todo el proceso para elaborar el champú en seco en este vídeo:


     (\_/)
   (≧◡≦)
<[:]|||||||[:]>
     (")(") ... Ciao.


¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Cómo hacer tónicos faciales herbales y florales

Proceso para elaborar tónicos faciales florales y herbales a partir de hidrolatos, aaee, e infusiones. Para diferentes tipos de piel y diferentes usos. 


A pesar de que el tónico es el gran olvidado de las rutinas de belleza es un producto básico en la rutina facial diaria.  Es el segundo paso en nuestra rutina, se aplica después de limpiar el rosto y antes de hidratarlo. Preparando y acondicionando la piel para recibir la crema o tratamiento facial. 

Nos saltamos este paso por que desconocemos su importancia o por la creencia de que el tónico no es adecuado para nuestro tipo de piel.

Sus criticas van desde que el tónico reseca la piel o, por el contrario, la engrasa. Sin embargo, lo primero que tenemos que saber, es que como con las cremas, existen muchos tipos de tónicos en función del tipo de piel, para pieles grasas, secas, sensibles... y los beneficios que aporta el tónico varían en función de su composición.

Esta puede ser refrescante, hidratante, astringente, regenerante, restaurar el PH, cerrar los poros, etc.


A partir de aguas florales (hidrolatos), aceites esenciales e infusiones de plantas, podemos hacer estupendos tónicos. Dependiendo de las plastas e ingredientes que usemos obtendremos tónicos con  diferentes propiedades y distintos usos.

Son realmente sencillos de hacer y muy naturales. Tenemos a nuestra disposición infinidad de plantas que podemos combinar para crear tónicos adaptados a nuestras necesidades. Podemos hacer diferentes tónicos con muchísimas variaciones.


Estos son cinco ejemplos de tónicos que podemos hacer con diferentes combinaciones, para distintos usos y tipos de piel.  Desde el tónico más básico, en el que simplemente enriquecemos un agua floral con aceite esencial, a tónicos un poco más elaborados utilizando infusiones de plantas frescas o secas, y otros ingredientes.

Tónico regenerador de rosas
  • 1/2 taza de agua de rosas
  • 10 gotas de aceite esencial de palo de rosas
Regenerador celular, ayuda a borrar arrugas, marcas, cicatrices y heridas. Indicado para pieles maduras, secas y sensibles. 

Tónico astringente refrescante de limón
  • 1/2 taza de agua de hamamelis
  • El zumo de medio limón
  • 10 gotas de aceite esencial de limón
Refrescante, estimulante y astringente. Ayuda a eliminar manchas. Indicado para pieles grasas, mixtas y maduras. Evitar usarlo antes de la exposición al sol. 

Tónico astringente delicado perejil y menta
  • 1/2 taza de agua destilada
  • 2 cucharadas de perejil 
  • 2 cucharadas de menta 
  • 10 gotas de aceite esencial de menta
Delicado astringente. Regula el exceso de grasa sin producir sequedad. Indicado para pieles grasas, mixtas, normales y acneicas. 

Tónico curativo árbol de té, romero y lavanda
  • 1/2 taza de agua destilada
  • 2 cucharadas de lavanda
  • 2 cucharadas de romero
  • 10 gotas de aceite de árbol de te
Combinamos las propiedades antisépticas, antibacterianas y antifúngicas del árbol de té y el romero, con las propiedades calmantes de la lavanda. Indicado para pieles acneicas, con eccemas, infecciones, abrasiones. 

Tónico astringente regulador del pH
  • 1/ taza de agua azahar
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 10 gotas de aceite esencial de sándalo
El vinagre ayuda a eliminar el residuo alcalino que los limpiadores faciales y jabones dejan en la piel y equilibra el pH. Hidrata y suaviza la piel. Indicado para todo tipo de piel, pero hay que tener cuidado con la piel sensible ya que el vinagre puede irritarla.  

¿Cómo se elaboran?

El procedimiento para realizar estos tónicos herbales y florales es muy sencillo. 

Para los tónicos que solo incluyen ingredientes acuosos, solo tenemos que mezclar los ingredientes. Añadimos los aceites esenciales a las aguas florales o a la mezcla de agua floral y otro líquido que requiera la receta. como el zumo de limón o el vinagre.

Para los tónicos que incluyen plantas ya sean frescas o secas, primero tendremos que hacer una infusión. Si utilizamos plantas frescas, previamente las machacaremos un poco con un mortero.

Hervimos el agua destilada, y en un recipiente añadimos el agua a las hierbas y dejamos macerar unos 30 minutos. Después colamos para retirar los restos de plantas.

A partir de aquí, el procedimiento es igual que en el anterior, pero sustituyendo el agua floral de la receta por la infusión de plantas. Solo tenemos que mezclar los ingredientes


Los tónicos astringentes, como el tónico de limón, o el tónico regulador del pH, que incluye vinagre, pueden resecar un poco la piel. 

Para suavizar podemos incluir en la receta una cucharadita de glicerina vegetal o un extracto glicerinado. Y así enriqueceremos aún más nuestro tónico con las propiedades de la planta macerada en la glicerina. a la vez que suavizamos




La caducidad de los tónicos que incluyen plantas o zumos es más corta, en estos casos es mejor conservarlos refrigerados y usarlos en el plazo de una o dos semanas. Para los tónicos formulados solo con hidrolatos y aceites esenciales el plazo es mucho mayor, podemos conservarlos hasta un año en perfectas condiciones.

Es importante etiquetar nuestros frascos para saber que contiene cada uno y la fecha en la que lo realizamos, de esta manera podemos controlar la fecha de caducidad y el tipo de tónico que es.

Si te gustan las etiquetas con las que hemos utilizado para nuestros tónicos puedes descargarlas en el apartado de etiquetas del blog. Podrás rellenarlas con la fecha, tipo e ingredientes de cada tónico que realices


En el siguiente vídeo puedes ver todo el proceso de elaboración de los cinco tónicos formulados como sugerencia. Pero podemos hacer muchísimas más combinaciones.


Este es otro ejemplo de tónico que podemos hacer a partir de plantas que ya vimos en el blog:



      (\_/)
    (≧◡≦)
<[:]|||||||[:]>
     (")(")  ... Ciao.

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Cómo hacer colorantes naturales - vegetales, en polvo

Proceso para hacer colorantes naturales a partir de vegetales molidos

Podemos obtener colorantes naturales a partir de muchos vegetales, pueden ser verduras, flores, frutas, raíces, especias... hay un sin fin de posibilidades.

Los colorantes naturales se pueden utilizar en una gran variedad de usos, tanto en la industria alimentaria, cosmética o textil.

Podemos emplearlos en preparar coloridos platos, para teñir tejidos, colorear nuestros jabones y cosméticos e incluso para teñir nuestro cabello.


Algunos vegetales pigmentan más que otros, la clave es encontrar aquellos que aportan más color. Vamos a ver cuáles son las mejores fuentes para obtener diferentes colores y cómo podemos hacerlos fácilmente en casa 


VERDE

Acelgas, espinacas, pimiento verde, col verde, perejil, menta, algas

MORADO - PÚRPURA

Remolacha, col lombarda, moras negras.

ROJO - ROSA

Cerezas, Frambuesas, fresas, pimiento rojo, tomate, pimentón, chili.

AZUL

Arándanos, moras negras.

AMARILLO

Azafrán, cúrcuma, mostaza, curry, piña

NARANJA

Zanahorias, Cáscara de naranja y mandarinas, melocotón

MARRÓN

Té negro, café, cacao, canela

Algunos de estos vegetales son fácilmente de encontrar ya en polvo en tiendas, como la canela, cúrcuma, cacao o café. Otros solo los encontramos en tiendas especializadas.

Otra opción es hacer estos colorantes en polvo en casa. Son fáciles de hacer y sin duda nos saldrán mucho más económicos.


¿Como hacer colorantes en polvo con vegetales 🥕🍒🍍

Lo primero que debemos hacer es secar o deshidratar las plantas, para posteriormente poder molerlas

La opción más sencilla es utilizar un deshidratador de alimentos, hoy en día estos aparatos son fáciles de encontrar en formatos para casa en muchos establecimientos. Actúan eliminando la mayor concentración posible de agua contenida en los alimentos.


También podemos deshidratar los vegetales sin necesidad de adquirir un aparato específico. 

Dejando los alimentos secar al sol o aire libre, como se ha hecho durante siglos.

O empleando el horno de cocina o el microondas.

Para deshidratar los alimentos en el horno, debemos meter los alimentos, cortados en trozos o rodajas finas, a baja temperatura, durante varias horas

En el microondas seguimos el mismo procedimiento. Cortamos los alimentos en trozos o rodajas finas. Debemos programar el microondas con una ponencia baja, 10% o 20% de su potencia, en intervalos cortos de tiempo, entre 30 segundos a 1 minuto, hasta que estén secos. Tendremos que hacerlo varias veces, controlando el proceso entre cada intervalo.

Con las plantas secas el siguiente paso es molerlas

Para pulverizar las plantas lo mejor es emplear un molinillo de café, se consigue un polvo muy fino.

Solo tenemos que ir introduciendo las plantas en el molinillo y molerlas hasta que estén totalmente convertidas en polvo.








Y ya tenemos listos nuestros colorantes vegetales en polvo 


Si quieres ver como hice estos colorantes puedes hacerlo en el siguiente vídeo



      (\_/)
   (≧◡≦)
<[:]|||||||[:]>
     (")(") ... Ciao.
Leer más...