Champú en seco (en polvo) casero

Receta para elaborar champú en seco casero. Champú en polvo

El champú en seco es un cosmético muy práctico que te sacará de un apuro en más de una ocasión. Es recomendable disponer siempre de uno en nuestro neceser, como solución de emergencia para cuando no podemos lavarnos el cabello.

No son un sustituto de la higiene habitual con agua de nuestro cabello, pero son muy útiles para:

  • Prolongar el tiempo entre lavado y lavado y así evitar limpieza en exceso sobre el cabello
  • Mejorar el aspecto del cabello cuando no tenemos tiempo de lavarlo
  • Absorber el exceso de grasa, si llevas flequillo es ideal para mantenerlo a raya.
  • Aportar volumen y cuerpo al cabello  

Este tipo de champús están muy de moda últimamente y podemos encontrar infinidad de marcas en el mercado. Pero en realidad no se ha inventado nada nuevo. Nuestras abuelas ya usaban polvos de talco para absorber la grasa del cabello. Y es que no son más que eso, polvo absorbente, muy fácil de preparar en casa. 

Para que nuestra receta sea lo más natural, sana y beneficiosa para el cabello, vamos a sustituir el tradicional polvo de talco por almidones, que hacen la misma función absorbente y no apelmazan el cabello como el talco. También te indicaremos como perfumarlo y cómo darle color.


Receta y elaboración

La base de nuestra receta es el almidón, podemos usar un solo tipo o mezclar distintos almidones. Como almidón principal podemos usar almidón de maíz, que es el más común (la Maicena de toda la vida) y mezclar con otro tipo de almidón como almidón de patata, arroz, tapioca.

La receta de champú seco en polvo quedaría así:

2 cdas. de almidón de maíz
2 cdas. de otro almidón (patata, arroz, tapioca...)
1 cda. de bicarbonato sódico (aportará limpieza al cabello)

Si tienes el pelo muy graso, el almidón de arroz es de los más absorbentes. Puedes probar distintos almidones y elegir el que más te guste y ofrezca los mejores resultados para tu tipo de cabello.

Para elaborar tu champú seco tan solo tienes que incorporar en un bol todos los ingredientes y mezclar bien.



¿Quieres un champú perfumado?

Si además quieres perfumar tu cabello cuando uses el champú, solo tienes que añadir unas gotas de aceite esencial.

Elige el aroma que más te guste. Puedes usar un aceite cítrico como limón, bergamota... un aroma floral, lavanda, rosas. O si prefieres un olor más cálido, especiado o amaderado, puedes añadir aceite esencial de canela, ciprés...

Añade 5 gotas a la mezcla de tu aroma favorito, remueve y mezcla bien.




Aplicación

Para usar tu champú en seco solo tienes que tomar una pequeña cantidad de polvo y esparcirlo por tu cabello.

Aplica sobre todo en la parte de la raíz, que es donde se acumula la grasa, y masajea con los dedos para facilitar la absorción. Si solo quieres eliminar la grasa de la raíz o el flequillo, será suficiente, si quieres mejorar el aspecto de todo tu cabello, echa otra pequeña cantidad de polvo en la palma de las manos y ve esparciendo de medios a puntas.

Espera unos minutos para que el polvo absorba la grasa y después cepilla el cabello para retirar el exceso te polvo.

¡Truco!

Otra práctica forma de utilizar el champú en seco y evitar el exceso de polvo en el cabello, es utilizarlo por la noche.

Si ya sebes que al día siguiente no vas a lavar tu cabello y quieres que tenga el mejor aspecto posible, aplica champú en polvo en el cabello antes de acostarse, puedes aplicar más cantidad de la habitual.

El polvo absorberá la grasa durante la noche y al día siguiente lucirás un cabello más limpio, evitando el exceso de polvo y no tendrás que lidiar para eliminar el aspecto blanquecino, ya que el polvo habrá desaparecido durante la noche.


Si almacenas tu champú en un frasco para especias, saleros o pimenteros, te resultará más fácil su dosificación.



Cómo dar color al champú...


También puedes colorear el polvo para evitar el tono blanquecino del champú en el cabello.


Para ello solo tienes que agregar un poco de colorante en polvo. Puedes utilizar colorantes vegetales, que seguro que ya tienes en tu cocina.

Agrega un poco del colorante en polvo al champú y mezcla bien. Si quieres un tono más intenso, ve agregando más colorante, poco a poco, hasta conseguir el tono deseado.


Para conseguir los distintos tonos puedes usar:

Castaño: cacao en polvo, canela

Rubio: cúrcuma

Pelirrojo: pimentón


Incluso puedes fabricar tus propios colorantes vegetales con plantas molidas, en este post anterior te explicamos como hacerlo.

Cómo hacer colorantes naturales - vegetales, en polvo

También puedes ver todo el proceso para elaborar el champú en seco en este vídeo:


     (\_/)
   (≧◡≦)
<[:]|||||||[:]>
     (")(") ... Ciao.


¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+

No hay comentarios:

Publicar un comentario