Limpiador facial en gel. Aloe vera y extracto de pepino.



 

Los limpiadores faciales, son una parte importante de la rutina diaria de la limpieza de la piel.  La suciedad del aire, la grasa, los restos de cremas y maquillajes, se acumulan en los poros. Es conveniente limpiarla diariamente para tener una piel saludable. 

Hacer nuestros propios limpiadores caseros nos permite personalizarlos según nuestro gusto y las necesidades de la piel. 

En esta ocasión he elaborado un limpiador facial en gel con aloe vera y extracto de pepino, además de otros ingredientes.



Aloe vera: Cuida y mejora el aspecto de la piel. Tiene propiedades astringente, hidratantes, regenerantes y antibacterianas.

Extracto de pepino: Hidrata y protege la piel. Combate las arrugas y el envejecimiento. Ayuda a disminuir las ojeras y bolsas. Alivia las irritaciones de la piel. Combate el acné. 

Ácido ascórbico: la vitamina C actúa como antioxidante y agente anti-inflamatorio.

Aceite manzanilla: Indicado para piel delicada. Ideal para la piel seca, inflamada, escamada o con acné.

 


Elaboración


El procedimiento es muy sencillo. Solo hay que ir mezclando los ingredientes.
 

Primero  mezclamos en un recipiente el gel de aloe vera con la tegobetaína o el gel base. Removemos con cuidado, lo justo para que se mezclen los ingredientes, si lo hacemos demasiado fuerte la tegobetaína producirá espuma. 
Segundo, calentamos un poco el aceite y lo echamos en otro recipiente, añadimos la goma xantana y removemos. Incorporamos el bórax y continuamos mezclando. Por último añadimos ácido ascórbico y seguimos mezclando hasta obtener un fluido homogéneo
 
Tercero, incorporamos al primer recipiente el contenido del segundo y mezclamos (de nuevo con cuidado para no hacer espuma).


 Cuarto incorporamos el extracto de pepino y las gotas de vitamina C, y seguimos mezclando. 

 



Por último envasamos... y listo. Ya podemos disfrutar de nuestro limpiador facial casero.  





 
Se aplica cualquier otro limpiador en gel, se emulsiona con agua, se masajea sobre la piel humeda,  y se enjuaga con agua tibia. Puedes extenderlo por el rosto con las manos o utilizar un cepillo facial. Deja la piel suave.  Está es la consistencia final .


Espero que os haya gustado. Ciao. ☺

1 comentario:

  1. Tiene muy buena pinta. Trataré de elaborarlo en cuanto tenga los ingredientes.

    ResponderEliminar