Como hacer Sugar Lip Scrub. Exfoliante labial




Hola a tod@s,

Vamos a ver cómo podemos preparar nuestros propios exfoliantes labiales de azúcar. A mí me gustan mucho estos exfoliantes por que se pueden comer, de echo tengo que contenerme para no seguir metiendo el dedo y zampármelos enteros cada vez que los uso.

Todos sus ingredientes son comestibles, así que cuando te los aplicas puedes chupar tus labios sin problema, además podemos hacerlos de nuestros sabores favoritos y están buenísimos.

Utilizo aromas y colorantes alimenticios para elaborarlos, aceites vegetales y azúcar. Para envasar mis Sugar Lipscrub he reciclado unos frascos pequeños de mermelada francesa.

Se realiza la exfoliación para remover todos los pellejitos, células muertas e hidratar  los labios. Después de la exfoliación lo ideal es aplicar un bálsamo o cacao labial y tus labios quedarán muy suaves e hidratados.  Si lo haces antes de aplicar tu labial se deslizará y fijará mejor.

Así que... manos a la obra. 



El proceso es muy simple Primero echamos el azúcar en el recipiente, dependiendo del tamaño del frasco donde vayáis a poner el exfoliante,  medir la cantidad de azúcar que necesitáis.

Incorporar el aceite, es mejor ponerlo cucharadita a cucharadita e ir mezclando, hasta obtener la textura deseada, el azúcar debe estar bien impregnado por el aceite pero sin que quede demasiado compacto por un exceso de aceite.

Después echamos media o una cucharadita de aroma alimenticio (dependerá de la cantidad de lips scrub que estemos haciendo).



Una vez este todo mezclado, si queremos darle color, ponemos unas gotas de colorante, y mezclamos bien. Como ya dije en post anteriores, esto es mejor hacerlo con la mano, amasando la mezcla, ya que solo removiendo el colorante no se  incorpora bien y no queda homogéneo.

Ya solo queda envasar, en el bote que hayamos elegido para nuestro delicioso libs scrub. 



Hice tres exfoliantes, con diferentes aromas y colores. El que aparece en las fotos del proceso, tiene aceite de jojoba, aroma de violetas, y colorante azul y rojo. Sabe y huele riquísimo,  a los típicos caramelos de violeta.

El verde es de menta, y muy refrescante. Lleva una mezcla de tres  aceites, menta, eucaliptus y aceite alcanforado, además le agregué 1/4 de cucharadita de cristales de mentol para que fuera más refrescante, y colorante, para darle el color verde.

Y el tercero, esta hecho con aceite de hueso de cereza y aroma de biscuits, y sabe y huele a galleta que dan ganas de comérselo a cucharadas. No lleva colorante, en su lugar, en vez de azucar blanco,  utilice azúcar moreno, lo que le da un tono marrón. 


Si son para un regalo o simplemente queréis que queden más bonitos, podéis ponerles unas etiquetas decorativas.
Yo diseñe unas con Photoshop, las imprimí y plastifiqué para que fueran más resistentes. 

Lo siguiente será hacerme unos balsamos a juego con los sabores y olores de mis Sugar Lipscrub 

Espero que os haya gustado y lo pongáis en práctica, de verdad, que son una delicia. 

Hasta la próxima!



No hay comentarios:

Publicar un comentario