Cómo hacer tónicos faciales herbales y florales

Proceso para elaborar tónicos faciales florales y herbales a partir de hidrolatos, aaee, e infusiones. Para diferentes tipos de piel y diferentes usos. 


A pesar de que el tónico es el gran olvidado de las rutinas de belleza es un producto básico en la rutina facial diaria.  Es el segundo paso en nuestra rutina, se aplica después de limpiar el rosto y antes de hidratarlo. Preparando y acondicionando la piel para recibir la crema o tratamiento facial. 

Nos saltamos este paso por que desconocemos su importancia o por la creencia de que el tónico no es adecuado para nuestro tipo de piel.

Sus criticas van desde que el tónico reseca la piel o, por el contrario, la engrasa. Sin embargo, lo primero que tenemos que saber, es que como con las cremas, existen muchos tipos de tónicos en función del tipo de piel, para pieles grasas, secas, sensibles... y los beneficios que aporta el tónico varían en función de su composición.

Esta puede ser refrescante, hidratante, astringente, regenerante, restaurar el PH, cerrar los poros, etc.


A partir de aguas florales (hidrolatos), aceites esenciales e infusiones de plantas, podemos hacer estupendos tónicos. Dependiendo de las plastas e ingredientes que usemos obtendremos tónicos con  diferentes propiedades y distintos usos.

Son realmente sencillos de hacer y muy naturales. Tenemos a nuestra disposición infinidad de plantas que podemos combinar para crear tónicos adaptados a nuestras necesidades. Podemos hacer diferentes tónicos con muchísimas variaciones.


Estos son cinco ejemplos de tónicos que podemos hacer con diferentes combinaciones, para distintos usos y tipos de piel.  Desde el tónico más básico, en el que simplemente enriquecemos un agua floral con aceite esencial, a tónicos un poco más elaborados utilizando infusiones de plantas frescas o secas, y otros ingredientes.

Tónico regenerador de rosas
  • 1/2 taza de agua de rosas
  • 10 gotas de aceite esencial de palo de rosas
Regenerador celular, ayuda a borrar arrugas, marcas, cicatrices y heridas. Indicado para pieles maduras, secas y sensibles. 

Tónico astringente refrescante de limón
  • 1/2 taza de agua de hamamelis
  • El zumo de medio limón
  • 10 gotas de aceite esencial de limón
Refrescante, estimulante y astringente. Ayuda a eliminar manchas. Indicado para pieles grasas, mixtas y maduras. Evitar usarlo antes de la exposición al sol. 

Tónico astringente delicado perejil y menta
  • 1/2 taza de agua destilada
  • 2 cucharadas de perejil 
  • 2 cucharadas de menta 
  • 10 gotas de aceite esencial de menta
Delicado astringente. Regula el exceso de grasa sin producir sequedad. Indicado para pieles grasas, mixtas, normales y acneicas. 

Tónico curativo árbol de té, romero y lavanda
  • 1/2 taza de agua destilada
  • 2 cucharadas de lavanda
  • 2 cucharadas de romero
  • 10 gotas de aceite de árbol de te
Combinamos las propiedades antisépticas, antibacterianas y antifúngicas del árbol de té y el romero, con las propiedades calmantes de la lavanda. Indicado para pieles acneicas, con eccemas, infecciones, abrasiones. 

Tónico astringente regulador del pH
  • 1/ taza de agua azahar
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 10 gotas de aceite esencial de sándalo
El vinagre ayuda a eliminar el residuo alcalino que los limpiadores faciales y jabones dejan en la piel y equilibra el pH. Hidrata y suaviza la piel. Indicado para todo tipo de piel, pero hay que tener cuidado con la piel sensible ya que el vinagre puede irritarla.  

¿Cómo se elaboran?

El procedimiento para realizar estos tónicos herbales y florales es muy sencillo. 

Para los tónicos que solo incluyen ingredientes acuosos, solo tenemos que mezclar los ingredientes. Añadimos los aceites esenciales a las aguas florales o a la mezcla de agua floral y otro líquido que requiera la receta. como el zumo de limón o el vinagre.

Para los tónicos que incluyen plantas ya sean frescas o secas, primero tendremos que hacer una infusión. Si utilizamos plantas frescas, previamente las machacaremos un poco con un mortero.

Hervimos el agua destilada, y en un recipiente añadimos el agua a las hierbas y dejamos macerar unos 30 minutos. Después colamos para retirar los restos de plantas.

A partir de aquí, el procedimiento es igual que en el anterior, pero sustituyendo el agua floral de la receta por la infusión de plantas. Solo tenemos que mezclar los ingredientes


Los tónicos astringentes, como el tónico de limón, o el tónico regulador del pH, que incluye vinagre, pueden resecar un poco la piel. 

Para suavizar podemos incluir en la receta una cucharadita de glicerina vegetal o un extracto glicerinado. Y así enriqueceremos aún más nuestro tónico con las propiedades de la planta macerada en la glicerina. a la vez que suavizamos




La caducidad de los tónicos que incluyen plantas o zumos es más corta, en estos casos es mejor conservarlos refrigerados y usarlos en el plazo de una o dos semanas. Para los tónicos formulados solo con hidrolatos y aceites esenciales el plazo es mucho mayor, podemos conservarlos hasta un año en perfectas condiciones.

Es importante etiquetar nuestros frascos para saber que contiene cada uno y la fecha en la que lo realizamos, de esta manera podemos controlar la fecha de caducidad y el tipo de tónico que es.

Si te gustan las etiquetas con las que hemos utilizado para nuestros tónicos puedes descargarlas en el apartado de etiquetas del blog. Podrás rellenarlas con la fecha, tipo e ingredientes de cada tónico que realices


En el siguiente vídeo puedes ver todo el proceso de elaboración de los cinco tónicos formulados como sugerencia. Pero podemos hacer muchísimas más combinaciones.


Este es otro ejemplo de tónico que podemos hacer a partir de plantas que ya vimos en el blog:



      (\_/)
    (≧◡≦)
<[:]|||||||[:]>
     (")(")  ... Ciao.

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+

No hay comentarios:

Publicar un comentario