Qué es y como hacer Jabón de Castilla


¡Hola a tod@s!

Se conoce como jabón de Castilla, al jabón fabricado solo a base de agua, sosa y aceite de oliva, sin otro tipo de grasa. La receta original no incluye, ni colorantes, aromas o aditivos. Es el jabón básico por excelencia.

Si te estás iniciando en la elaboración de jabones artesanales, este jabón es ideal para comenzar, por la sencillez de su receta y elaboración. Es una buena forma de empezar a practicar y a familiarizarse con la elaboración de jabón.

El jabón de Castilla, tiene su origen en el Reino de Castilla, fue uno de los reinos medievales de la península ibérica.

 Debe su nombre a la producción a gran escala que tuvo lugar en la Edad Moderna en el Reino de Castilla. Aunque la Corona de Castilla no era el único productor de este tipo de jabón, sí era su productor por antonomasia.

Los boticarios de la época lo conocían con los nombres latinos de sapo hispaniensis (jabón hispánico) o sapo castilliensis (jabón castellano), se convirtió en un producto muy apreciado, ya que la grasa vegetal originada de prensar la oliva, producía jabones de mayor calidad que los elaborados con sebo animal, con muchos beneficios para la salud de la piel. 

Descripción de al actividad y volumen de producción de las Almonas Reales de Triana. Extraída del libro "Descubrimiento en Triana. Las cuevas del jabón" de Joaquín González Moreno (1989)
Reconstrucción artística de las "Cuevas del Jabón". En ella pueden verse las tinajas que se utilizaban en su fabricación.
Extraídas de : El aceite en la época de "El Quijote"

Es un jabón que no hace casi espuma y su textura es más viscosa de lo que suelen ser los jabones elaborados con otras combinaciones de aceites.

Esta textura no le gusta a todo el mundo, por lo que podemos encontrar recetas que incorporan otro tipo de aceites, como el aceite de coco, para aportar más suavidad. Pero la receta original, el auténtico jabón de castilla, es el elaborado 100% con aceite de oliva.


Propiedades


Es un jabón muy versátil. Está indicado y aporta beneficios para todo tipo de pieles.

Debido a las propiedades del aceite de oliva, tonificantes, hidratantes y reparadoras de la piel, está especialmente indicado para pieles atópicas y dañadas, para personas que tienen sensibilidad de la piel, como eczemas, rosácea o psoriasis.

Pero también para pieles grasas, ya que es no-comedogénico y no obstruye los poros, devuelve el equilibrio natural a la piel.

Por su capacidad para retener la humedad también está indicado para pieles secas y descamadas. Es un hidratante natural muy efectivo.

Tiene un alto contenido en vitamina E y en ácido oleico. Ayuda a mantener la elasticidad y suavidad de la piel y a reparar los tejidos dañados de la piel, es muy recomendable en casos de heridas, marcas o cicatrices. 

La receta original, al no incorporar fragancias, es ideal para personas con alergias y pieles sensibles y también para los niños.



Estas son las medidas que yo he utilizado, no son para hacer mucha cantidad de jabón.  Si quieres más, solo tienes que aumentar la parte proporcional de cada ingrediente.



He elaborado el jabón con el proceso en frío. Aquí puedes ver como se realizan jabones artesanales mediante este método. El proceso es siempre el mismo, solo hay que adaptar los ingredientes según las indicaciones.



Y aquí repasar las medidas de seguridad que debemos adoptar para realizar jabón, importante para evitar "desagradables accidentes".

               Medidas de seguridad para hacer jabón


Por último, un video con el paso a paso de la elaboración del jabón de Castilla en concreto, con los ingredientes y las cantidades que os he indicado.



Ya tenéis toda la información para lanzaros a hacer vuestro jabón casero. Os advierto que una vez que empezáis .... ¡ES UN VICIO!

Hasta pronto,
Ciao

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+

No hay comentarios:

Publicar un comentario